Relatos a pie de cancha II

Capítulo I

Capítulo II

Tenían pista a las 8.00 hras y les extrañó mucho que diez minutos después Mar aún no hubiera llegado. Siempre era especialmente puntual. La llamaron al móvil y lo tenía apagado.

Estuvieron peloteando los demás un rato y cuando habían pasado veinte minutos consideraron que era momento de buscar sustituto. Por suerte uno de los que corría en la cinta del gimnasio era jugador de pádel así que en cuanto se lo pidieron completaron el partido.

¡Partidazo! Mejor dicho. Igualadísimo hasta el tercer set que se resuelve en el tie-break.

Iban 4-5 abajo pero con dos bolas de set en contra y al resto Pol y Celia consiguieron remontarlas y llevarse el partido. Le pidieron el número al nuevo porque como emergencia estaría genial. Si algún día fallara alguien de los «Cuatro Fantásticos» él sería un buen recambio.

Después del partido Pol se duchó en el club y rápidamente se dirigió a la Facultad de Medicina.

Era un edificio tan grande como viejo pero el ambiente era impresionante. Además el enorme jardín que lo rodeaba permitía tirarse a descansar después de las largas clases de Fisiología, su asignatura favorita. Pero hoy tocaba prácticas de bioquímica y puntuaban para la nota final.

– ¡Hola Pol! ¿No viene contigo Mar? Me dijo que teníais partido a primera hora…

Sandra la llamó preocupada.

Le extrañó muchísimo que no contestara al móvil y que no llegara a las prácticas… Aunque lo de no presentarse al partido de pádel era lo que más le había inquietado pues no se perdía ni uno. A menos que le hubiera sucedido algo…

No le daría más vueltas.  ¡Se habrá quedado dormida! – pensó para sí.

– ¡Entremos al laboratorio Pol!

Continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.