¡Hola padeler@s!

Vengo de “entrenar” (= pachanga con las chicas del equipo)😂

Neus M. y yo contra Cris A. y una “vieja conocida” con la que hacía ¡7 años! que no coincidía en la pista, Shaila B. (del Club Natació Lleida)

Partido igualadísimo que ha necesitado de un tercer set (súper- tie-break) para desempatar a falta de 6′ para que nos echaran de la pista:  6-7/ 7-6/ 2-10

Gracias por hacernos de “sparring” Shaila😉 ¡Qué velocidad de bajada!

Y yo que pienso a menudo en pádel llegaba hoy a una conclusión.

Olvidad el pádel e imaginad que jugamos a fútbol. Fútbol del grande, del de 11 contra 11.

Eres delanter@ y un centrocampista de tu equipo te pone una pelota increíble en la punta del pie. Estás sólo frente al portero; chutas y … se te va un cm a la derecha del poste. Fallas😪

¿Cuándo volverás a tener una bola así para repetir el chut y marcar gol? Son 22 jugadores… Quizás no vuelves a tener esa oportunidad ese partido.

Ahora sí. Vuelve a la pista de pádel 😍 Fallas una bola clarísima. ¿Cuántas oportunidades vas a tener de mejorar ese mal golpe? ¿Cuántas veces podemos partir de cero y mejorar lo hecho hasta el momento?

Tenemos la suerte de que continuamente tenemos la oportunidad de mejorar el golpe. Olvidemos los fallos y empecemos cada vez de cero… Mirar la bola, golpear de lado, golpear delante, recuperar la posición, saltar entre puntos… Lo podemos incorporar a nuestro pensamiento cada punto, cada golpe

¿Y el saque? Más de lo mismo

Fallas tu primer saque. No es lo agresivo o colocado que sabes hacerlo… ¿Cuántas nuevas oportunidades tendremos de volver a sacar para mejorarlo? Uno de cada cuatro juegos es para un@ mism@

¡Ala! Ahí os dejo mi reflexión de hoy. Mañana os cuento si lo he aplicado en la práctica 😂

Empieza la segunda vuelta del torneo de federadas. Nos vamos a Les Borges Blanques. Yo concretamente busco la revancha🤷🏻‍♀️💃

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.